Cabalgata de
la Cerámica

Cabalgata Cerámica

Si hay dos actos en la Fiestas Patronales de Manises que no te puedes perder son, sin duda, la “Festa i Cavalcada de la Ceràmica de Manises”.

Están declarados “Festa d’Interès Turístic Autonòmic de la Comunitat Valenciana” y su objetivo es continuar poniendo en valor su cerámica y las tradiciones más vinculadas a la cultura e historia de Manises.

La “Cavalcada de la Ceràmica” se celebra el 18 de julio, víspera del día grande de las fiestas patronales en honor a Santas Justa y Rufina. Y es única en el mundo y digna de ver.

Se trata de un desfile de carrozas, desde las cuales, miembros de la Clavaría de Santas Justa y Rufina obsequian a vecinos y visitantes con miles de piezas de cerámica.

La primera constancia aparece en 1900 en el periódico Las Provincias y ya se refería al evento como “una lucida cabalgata en la que figurarán artísticos y caprichosos carros con alegorías de la industria cerámica.”

Por aquel entonces, era organizada por los fabricantes de cerámica. Cada empresa se encargaba una plataforma que era decorada por los propios trabajadores y que, tirada por caballos, participaba en un desfile muy similar al de La Batalla de las Flores pero que en nuestra ciudad se convertiría en cerámica. 

Las carrozas se llenaban de “menudet” para regalar. Eran piezas de miniatura, réplicas de originales, que los fabricantes siempre tenían a mano para regalar a los compradores.

Cuando los pedidos bajaban, los trabajadores se dedicaban parte de su jornada a elaborar esas miniaturas con vistas a tener siempre piezas de sobra.

También era muy común repartir piezas de “escuraeta”. Reproducciones a escala reducida de menaje de cocina de uso doméstico como platitos, tazas, jarras, fuentes, teteras, etc.

Con el paso de los años, la “Cavalcada de la Ceràmica” ha ido evolucionando. Se han cambiado los caballos por camiones y tractores y las carrozas se han modificado para adaptarse a las nuevas medidas de seguridad

También el tipo de piezas ha cambiado y, hoy en día, se regala a los participantes no solo la “escuraeta” también otro tipo de piezas de mayor tamaño. Algunas de ellas, como los platos de las Santas,  gozan de tal popularidad que se han convertido en artículos de colección.

Actualmente se entregan miles de piezas elaboradas por empresas y artesanos locales que las realizan a propósito para esta fiesta tan única como imposible de olvidar.

Horario y recorrido